PALABRAS DE VIDA ETERNA!

02/05/2022

DEVOCIONAL DIARIO 

Simón Pedro le respondió: "Señor, a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 

Juan 6:68 

- Por qué razón sigues al Señor Jesús?

- Hubo momentos en la trayectoria de Jesús en que la gente lo seguía por su fama y sus muchos milagros, el pan y los peces se multiplicaban... Tantas bendiciones que era un placer presenciar y generaban una maravillosa sensación de bienestar. Pero cuando Jesús predicó sobre el compromiso, la renuncia, priorizando el Reino de Dios, siguiendo el camino angosto de la cruz, viviendo en la dirección opuesta del mundo, muchos lo abandonaron...

- En una ocasión en que muchos discípulos lo estaban dejando, Jesús preguntó si los 12 también querían irse... Pedro, respondiendo por todos dijo: Señor, no hay a dónde ir. Porque sólo en el Señor hay seguridad de salvación. - Si sigues a Jesús porque solo quieres recibir bendiciones, o porque te hace sentir bien con tu conciencia o tus emociones, todavía no entiendes bien el Evangelio. Los discípulos que se quedaron descubrieron que valía la pena seguir a Jesús por las razones correctas. No porque fuera famoso, o hiciera milagros y prodigios, o simplemente porque fuera un buen maestro. ¡No! Sobre todo, Jesús fue y es el Salvador Eterno. ¡Cree, Él quiere darte nueva vida! ¡La fe en la Palabra de Jesús nos lleva a la vida plena con Dios hasta la eternidad!


Conoce las Palabras de Vida Eterna! 

- Si todavía no sigues a Cristo por las razones correctas, busca conocerlo mejor...

- Quiere leer, oír y conocer la Palabra de Dios, pura y simple como es.

- Ora y confía! Aunque parezca difícil, caminar con Dios es más seguro. Es seguro de un cierto futuro.

- Lea Juan 17:3

- Reflexione sobre lo que es la Vida eterna- comienza aquí!

- Por supuesto, siguiendo a Jesús seremos bendecidos, tendremos el alivio y el consuelo de Su Paz. Pero eso no es lo principal, ¡Jesús es mejor que todo eso y mucho más!

- Mantente firme en el Camino! Con Jesús vale la pena continuar...


A orar: Señor Dios, que estemos anunciando a Jesús en todas las naciones para que puedan apreciar que sin Jesús no es posible vivir, sin Jesús no hay salvación. Gracias Dios por estar con nosotros y guardarnos, porque no tenemos a nadie en el cielo sino a ti. Oro en el nombre de Jesús. Amén.